El Aceite de Oliva Extra Virgen, usado crudo, puede enriquecerse con un gusto particular con las diversas recetas. Para aromatizar un aceite de oliva basta con dejar macerar en el los ingredientes durante una semana, como mínimo. La mezcla se conserva varios meses.

Aceite de pimientos y hierbas

(para arroz, ensaladas y carnes)
1 cucharada sopera de pimienta en grano (negra, blanca, verde y rosa), romero y 1 hoja de laurel para 3/4 de litro de Aceite de Oliva Virgen Extra.

Aceite de trufa blanca

(para ensaladas, pasta y pescados braseados o solo con pan)
1 /2 trufa blanca para 3/ 4 de Aceite de Oliva Virgen Extra.

Aceite de tomate y berenjena

(para pasta y ensaladas)
4 tiras de tomate seco, 1 rodaja de berenjena, 3 rodajas de calabacín, 1 tira de pimiento rojo, 1 rama de orégano fresco para 3 /4 de litro de Aceite de Oliva Virgen Extra.

Aceite de vegetales

(para pasta, arroz, verduras y pescado)
2 espárragos verdes, 5 ajos pelados, 1 corteza fina de limón, 1 rama de basilisco fresco y salvia para 3 /4 de litro de Aceite de Oliva Virgen Extra.

Aceite de guindillas y laurel

(para pizza)
8 guindillas y 2 hojas de laurel para 3 /4 de litro de Aceite de Oliva Virgen Extra.

Aceite de canela y jengibre (para pescado crudo estilo japones)

1 ramita de canela y 6 trozos de jengibre para 3/4 de Aceite de Oliva Virgen Extra.