Compuesto por patatas, tocino, reblochon y cebolla y generalmente acompañado de una buena ensalada verde, el tartiflette es una especialidad culinaria francesa originaria de Saboya. Una comida sencilla pero deliciosa que se puede disfrutar en cualquier época del año, tanto en invierno, por la noche después de un buen día de esquí, como en verano.

Ingredientes
1kg/2lb 4oz de patatas Charlotte, peladas
250g/8oz de lardones de tocino
2 chalotas
1 diente de ajo
100ml/3½fl oz de vino blanco
200 ml de nata líquida
Sal marina y pimienta negra recién molida
1 queso Reblochon entero (unos 450 g/1 lb), cortado en rodajas

Para hacer la tartiflette, precalentar el horno a 200C/400F/Gas 7.

Cocer las patatas en una cacerola con agua hirviendo con sal durante 5-10 minutos, o hasta que estén tiernas.

Escurrirlas y reservarlas para que se enfríen un poco.

Mientras tanto, calentar una sartén y cuando esté caliente freír el bacon, las patatas y el ajo durante 4-5 minutos, o hasta que se doren. Desglasar la sartén con el vino blanco y seguir cocinando hasta que la mayor parte del líquido se haya evaporado.

Cortar las patatas en rodajas finas y colocarlas en una fuente de horno para gratinar con la mezcla de bacon. Verter la crema doble. Sazonar con sal y mucha pimienta negra recién molida. Colocar encima las rodajas de Reblochon.

Hornear durante 10-15 minutos o hasta que el queso esté dorado y burbujeante.