Los frutos secos tienen más beneficios que contraindicaciones para la alimentación. Son una gran fuente de nutrientes esenciales, así como de proteínas, antioxidantes, fibra, minerales y también pueden aportar buenas cantidades de vitaminas B y E. No hay problema en comerlos, pues los frutos secos tienen múltiples propiedades, aunque siempre es mejor consumirlos en crudo y sin sal, obviamente.

Debemos incluirlos dentro de nuestra alimentación periódicamente, pero en cantidades moderadas.

Por ejemplo, las nueces son dentro de los frutos secos, tienen multitud de efectos beneficiosos para la salud. Rebajan el nivel de colesterol malo LDL y la hipertensión. También previenen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y otras como la arteroesclerosis. Tienen propiedades antioxidantes y proporcionan vitaminas que son beneficiosas para nuestra piel. Se utiliza también para provocar la saciedad en personas con problemas de peso.

Se dice que los frutos secos tienen un alto contenido en grasas, pero estas son monoinsaturadas y poliinsaturadas, es decir, son “grasas buenas”, que ayudan a disminuir los niveles de triglicéridos en la sangre y mejoran la salud de los vasos sanguíneos.

La Fundación Española del Corazón recomienda consumir 50 gramos diarios de frutos secos, pero según las estadísticas, uno de cada tres españoles nunca los consumen y que menos del 8% los consume diariamente.

Uno de los frutos secos más conocidos, son las almendras. Al ser naturalmente altas en ácidos grasos monoinsaturados y vitamina E, las almendras ayudan a mantener niveles saludables de colesterol. La presencia de magnesio y potasio también ayuda a mantener una presión arterial y una función cardíaca normales. Añádalos a su dieta diaria y podrá comprobar los resultados efectivos.

Probablemente no importe demasiado qué tipo de fruto seco elijas comer. Los frutos secos nos aportan numerosos beneficios sobre la salud de nuestro organismo, contienen fibra y, según el tipo de fruto, también pueden aportar cantidades apreciables de vitaminas y minerales.