Ahora que estamos en Semana Santa, os traemos la receta del dulce más típico de estas fechas, las torrijas.

Los ingredientes que vamos a necesitar son los siguientes:
6 rebanadas de pan de barra del día anterior
250 mililitros de leche
Una canela en rama
Cáscaras de limón y de naranjas (sin llegar a la parte blanca)
25 gramos de azúcar
Un huevo (para rebozar)
Una cucharadita de canela molida
Azúcar
Aceite de girasol preferiblemente, si no tenemos, podemos utilizar de oliva suave.
Preparación:
Lo primero que vamos a hacer es poner la leche en un cazo junto a las cáscaras y la canela en rama. Lo pondremos a fuego
medio y esperaremos a que empiece a hervir: Una vez que comience a hervir apagamos el fuego y lo apartamos. Añadimos los 25 gramos de azúcar
y lo movemos muy bien.
Una vez que se haya enfriado la leche vamos a pasar a remojar las rebanadas. Una vez que estén bien remojadas, las
pondremos escurrir en una rejilla y las cogeremos con cuidado de no romperlas. Mientras que se escurren pondremos
abundante aceite en una sartén a fuego medio-alto y esperaremos que esté caliente. Una vez que esté el aceite caliente
pasaremos las rebanadas por el huevo que lo hemos batido previamente y con cuidado las pondremos a freír.
Una vez que estén doraditas por una cara le damos la vuelta y esperaremos que se doren también. Una vez que estén doradas, las sacamos y las pondremos con un papel absorbente y haremos lo mismo con las siguientes. Una vez que las tengamos todas fritas, mezclaremos el azúcar que teníamos para rebozarlas junto con la canela. Lo mezclaremos bien y rebozamos las torrijas por ambas caras y ya las tendríamos listas para dejar enfriar y servir.